O’Higgins deja pasar su chance

84

Los rancagüinos cayeron ante Audax Italiano y no lograron meterse en la pelea de la parte alta.

O’Higgins tenía una oportunidad inmejorable. El salto cualitativo estaba ahí, al alcance de la mano. La caída de Colo Colo en Iquique apretó la parte alta de la tabla y los rancagüinos, entonces, necesitaban un triunfo para entrar de lleno en la disputa por el título.

Al frente estaba Audax Italiano, que pese a desarrollar un buen juego durante todo el campeonato, ha sido más bien irregular desde el punto de vista de los resultados. Era, pese a todo, un choque de fuerzas parejas.

Los celestes golpearon primero y se pusieron en ventaja. Aprovecharon una pelota parada y las licencias defensivas de los itálicos que, pese a la desventaja, siempre fueron dominantes y merecían mejor suerte. Por lo mismo, no extrañó cuando, antes del entretiempo, dieron vuelta el marcador y se pusieron adelante.

Presión, velocidad, vértigo e intensidad. Fueron las claves del equipo de Hugo Vilches, que no dejaba de incentivar a sus futbolistas desde el borde de la cancha. Los de Arán, en tanto, intentaban responder mediante el contragolpe, pero no encontraron jamás comocidad sobre el césped sintético del recinto de La Florida. Escasearon las ideas. No hubo afinidad entre las líneas y, al final, terminaron sobrepasados.

En el complemento, Audax pecó de impreciso y, por lo mismo, no fue capaz de aumentar las cifras. Oportunidades tuvo y varias. Marcos Riquelme fue uno de los principales agentes ofensivos de los verdes, sin embargo, como ha sido la tónica durante este 2017, tomó malas decisiones frente al arco rival y fue incapaz de anotar. Además, cuando sí hubo claridad, las manos de Miguel Pinto, de buen partido ayer, alejaron cualquier peligro.

Las dudas itálicas alimentaron la ilusión de O’Higgins que, pese a los ripios, empujó e intentó irse al frente. No tuvo, sin embargo, claridad en el último tramo de la cancha y terminó desaprovechando la oportunidad de meterse con todo en la pelea por el título. Pese a todo, sigue en una posición expectante.

Audax, en tanto, vuelve a los triunfos después de tres partidos y se puso a cuatro puntos del líder. ¿Su misión ahora? Sacudirse de la irregularidad. Quizás, así hasta pueda pelear el título.

banner728x901
Dejanos tu Email
Subscribe